Atacante Disparaba sin Parar Mientras Caminaba por la Redacción del Periódico

0

La Fiscalía de Maryland formuló cinco cargos de asesinato este viernes en contra de Jarrod Ramos, supuesto autor del tiroteo en el diario Capital Gazzete, que dejó cinco muertos el jueves en Annapolis, Maryland.

El sospechoso deberá responder por los decesos, de acuerdo con documentos a los que tuvo acceso Efe. No obstante, podrían presentar más cargos ya que unos tres ciudadanos tuieron que ser atendidos por personal médico tras el suceso.

Jarrod Ramos fue aprehendido por la policía en la sede del periódico tras los disparos. Fue hallado escondido debajo de una mesa. El sujeto no enfrentará la pena de muerte porque fue abolida en 2013.

“Este individuo tenía algún tipo de venganza contra el diario Capital”,  explicó el teniente Ryan Frashure, portavoz de la Policía del condado de Anne Arundel.

El hombre que mató a cinco personas el jueves durante un tiroteo en el diario The Capital Gazette, en el estado estadounidense de Maryland, quería “matar al mayor número de personas posible”, dijo el viernes en rueda de prensa un responsable policial.

El sospechoso, usó una escopeta comprada legalmente “hace un año o más”, dijo también el jefe de policía del condado de Anne Arundel, Timothy Altomare.

El fiscal general del estado Wes Adams dijo que la conclusión del juez de que Ramos es un peligro para la sociedad está justificado debido a la evidencia de que planeó su ataque cuidadosamente y bloqueó la puerta trasera para que las víctimas no pudiesen escaparse, antes de usar “un enfoque táctico para cazar y balear a personas inocentes”.

Ramos tiene un largo historial de problemas con el periódico, incluyendo una demanda y amenazas a periodistas en Twitter.

Armado con granadas de humo y una escopeta, el hombre entró al periódico en la capital de Maryland el jueves en la tarde y mató cuatro periodistas y una empleada, antes de que la policía allanara el edificio y lo arrestara.

Horas después de que Ramos irrumpiese en las oficinas de The Capital Gazette, los empleados sobrevivientes tuitearon: “Mañana, esta página del Capital va a regresar a su declarado propósito de ofrecer a los lectores una opinión informada sobre el mundo a su alrededor. Pero hoy, estamos enmudecidos”.

La edición del viernes por la mañana tiene una cobertura detallada del tiroteo y los obituarios de las cinco personas muertas _ cuatro periodistas y otra empleada. Las fotos de cada una de las víctimas estaban colocadas bajo la cabecera.

Y debajo de la historia principal sobre el tiroteo estaban los artículos usuales de un periódico comunitario: el pronóstico del clima y el anuncio de una noticia nacional adentro: “Trump y Putin: los líderes de reúnen en Finlandia en julio”.

William Krampf, jefe interino de la policía del condado Anne Arundel, dijo que el ataque fue específico, o sea el atacante “buscó a sus víctimas”.

“Esta persona estaba preparada para venir, esta persona estaba preparada para disparar contra la gente”, agregó Krampf.

Los periodistas se escondieron debajo de sus escritorios y buscaron otros lugares donde esconderse. Describieron minutos de terror mientras escuchaban los pasos del atacante y los balazos mientras él caminaba por la sala de redacción.

Entre las víctimas está Rob Hiaasen, de 59 años, subdirector y hermano del novelista Carl Hiaasen. Carl Hiaasen dijo estar “devastado y desconsolado” por la pérdida de su hermano,“una de las personas más amables y chistosas que he conocido”. También fueron asesinados: Gerald Fischman, editor de la página editorial; Wendi Winters, reportera de reportajes; John McNamara, reportero; y la asistente de ventas Rebecca Smith. El periódico dijo que otros dos empleados resultaron con heridas que no son de vida o muerte y ya fueron dados de alta.

Krampf dijo que el sospechoso reside en Maryland.

El periódico es parte de Capital Gazette Communications, que también publica el Maryland Gazette y CapitalGazette.com. Pertenece al The Baltimore Sun.

El sospechoso tuvo una batalla legal con el periódico. Cuando el atacante entró, pudo ver fácilmente toda la sala de redacción. La mayoría del personal estaba en sus escritorios y los editores estaban en sus oficinas alineados a la izquierda. “Es una sala de redacción completamente abierta”, dijo Terry Smith, columnista de Capital Gazette.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY