Agente Fronterizo Pudo Haber Muerto al Caer a una Zanja

0

Los investigadores creen que un agente de la patrulla fronteriza que murió en el oeste de Texas de graves heridas en la cabeza y el cuerpo podría haber caído a una alcantarilla de cuatro metros, y su compañero, que pidió ayuda por radio, no recuerda lo que sucedió, según un funcionario allegado a la investigación.
La vo-cera del FBI Jeanette Harper dijo en un comunicado esta semana que los dos agentes fueron hallados el sábado por la noche en una alcantarilla cerca de Van Horn, ambos con traumatismos en la cabeza. Rogelio Martínez murió el domingo por la madrugada, dijo Harper.
El FBI dirige la investigación y restaba conocer los resultados de la autopsia.
Otro agente, que fue informado sobre la investigación y habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hacerlo públicamente, dijo que Martínez fue encontrado en el fondo de la alcantarilla y los investigadores creen que cayó.
Dijo que el hecho sucedió de noche en una zona de gran actividad de los narcos donde los agentes suelen buscar drogas en las alcantarillas.
Las autoridades no han emitido una explicación oficial de lo sucedido y un supervisor de la patrulla fronteriza dijo que los informes de que los agentes sufrieron un ataque son “especulación”.
El presidente Donald Trump y otros funcionarios electos han dicho que Martínez fue víctima de un ataque.
El supervisor de la policía de Aduanas y Patru-lla Fronteriza para la región donde murió Martínez, Rush Carter, dijo que lo único que se puede confirmar es que los dos “sufrieron heridas durante el cumplimiento de sus deberes habituales”.
“Aguardamos la investi-gación para determinar plenamente cómo se produjeron esas heridas”, dijo Carter el lunes por la noche.
El presidente Donald Trump y otros funcionarios electos han dicho que Martínez fue víctima de un ataque.
El supervisor de la policía de Aduanas y Patrulla Fronteriza para la región donde murió Martínez, Rush Carter, dijo que lo único que se puede confirmar es que los dos “sufrieron heridas durante el cumplimiento de sus deberes habituales”.
Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbot, había informado el lunes que existe una recompensa de $20,000 para quien ofrezca información que conduzca a la detención de los responsables del hecho.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY