20 Países Pidieron a la OEA una “Hoja de Ruta” Para Resolver la Crisis Venezolana

0

Veinte países pidieron a la Organización de Estados Americanos (OEA) el desarrollo de una hoja de ruta “en el menor plazo posible” para “apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho” en Venezuela, tras una polémica sesión de Consejo Permanente del organismo hemisférico que trató la crisis que enfrenta la nación suramericana.
El pedido, volcado en un texto presentado por la embajadora de Canadá Jennifer May Loten, no será sometido a votación y se limita a exigir a la OEA a “seguir examinando opciones, con la participación de todas las partes en Venezuela, para apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho dentro del marco constitucional venezolano”, confirmaron fuentes diplomáticas a la agencia de noticias EFE.
No obstante, el documento servirá de base para una resolución que se preparará en “los próximos días” para ser votada en el Consejo Permanente, la cual fijará “el mecanismo” con el que el organismo monitoreará la situación en Venezuela, según declaró a la prensa el embajador mexicano en la OEA, Luis Alfonso de Alba, al término de la reunión.
“Coincidimos en la necesidad de que encontremos propuestas concretas para definir un curso de acción que coadyuve a identificar soluciones diplomáticas, en el menor plazo posible, en el marco institucional de nuestra organización y a través de consultas incluyentes con todos los Estados miembros”, detalla el escrito.
Fuentes diplomáticas dijeron que entre los firmantes están Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Jamaica, Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Barbados y Guyana.
Durante la sesión, De Alba, al que se atribuye el liderazgo del llamado “grupo de los 15” países preocupados por Venezuela en la OEA, propuso que el organismo evalúe cada mes la situación de Venezuela y la evolución de los distintos esfuerzos de mediación que se den entre el Gobierno y la oposición, garantizando así un seguimiento.
La solicitud de los 18 países que convocaron a una reunión para “considerar la situación” de Venezuela se presentó la semana pasada, luego de que su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, exigiera elec-ciones y la liberación de presos políticos para evitar la suspensión de Caracas del organismo.
Pero desde que Alma-gro pidiera la sanción al país petrolero, 14 de los miembros del mayor orga-nismo regional -incluidos Estados Unidos y Canadá- aseguraron que antes de acatar la propuesta del excanciller uruguayo, de-berían agotarse todos los esfuerzos diplomáticos.
En tanto, en las calles de Caracas, miles de personas se congregaron en una “marcha antiimperialista” en apoyo al gobierno y en contra de la OEA, en un evento en el que el vicepresidente venezolano, investigado por narcotráfico, Tareck el Aissami, anunció que demandará a Almagro por difundir “mentiras”.
Para que un miembro de la OEA quede suspendido, dos tercios de las 34 naciones que la integran deben votar la medida, que acarrearía no sólo un aislamiento político, sino un cese del financiamiento multilateral.
Pero el gobierno de Maduro ha recibido la simpatía de parte de los países del Caribe y Centroamérica, a los que apoya con venta de crudo en condiciones preferenciales, y de aliados izquierdistas como Bolivia y Ecuador.
Los 34 estados miembros que participan activamente en la OEA anularon en 2009 la suspensión impuesta a Cuba, pero la isla comunista ha enfocado sus intereses en otros organismos como la CELAC, en la que no participa Estados Unidos.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY